Diario de una confinada (Día 99)

junio 21, 2020

Diario de una confinada (Día 99)

Deseo

Estaba sentada en la calle y llegó. Casi no me doy ni cuenta. Tanto tiempo deseando y ya ves, vino sin más. Antes el verano que la nueva normalidad. Normal. A lo mejor es que como es nueva, no la hemos reconocido. Que nos ha costado trabajo saber que es ella.

La nueva normalidad. Es ir a los grandes almacenes y que te den a probar geles hidroalcohólicos como antes los perfumes más exclusivos. Que te dejen pasar a ti la tarjeta de crédito. Que no te pidan el DNI. Que limpien la mesa antes de sentarte con el café, que no entiendes por qué esto te parece tan extraño si tendría que ser parte de la nueva y de la antigua normalidad. Que te ofrezcan mil modelos de mascarillas ahora y te sorprenda por qué antes no había. Comprar a ciegas el maquillaje de ojos. Sentirte extraño entre mucha gente. Olvidar cómo eran una exposición. Que no te importe que la terraza esté en mitad de la carretera y los coches sean compañeros de mesa. Que te cueste conducir. Que te den gratis una muestra de limpiador virucida. Que no sepas cuándo va a dejar de dolerte el culo de tanto andar en bicicleta. Que te caigas de culo porque para entrar en la piscina te tomen la temperatura. Que no vaya a arder la hoguera de San Juan.

La nueva normalidad es querer que no hubiera traído tanto ruido. Ni la música a todo volumen. Ni los coches de nuevo. Ni la antigua ciudad. Escuchar un oboe. Que afine una orquesta. Que se levante el telón. Que dance la vida. Regresar a los paisajes que nos hicieron felices. Desear unas vacaciones, un abrazo, una caricia, unas manos, unos labios. Que nunca más regresa el virus. Que no se vayan tus amigos. Que dejes tu piel al sol, la brisa y el agua. Que todo esté a salvo. Que haya una oportunidad. Que no haya sido un sueño. Que se convierta en realidad.

Desear el deseo. Lo que alimenta la vida. Feliz nueva normalidad. Cuidaos mucho, dicen que el virus no se ha ido.

Susana Vergara Pedreira


LEAVE A COMMENT