Diario de una confinada (día 67)

mayo 22, 2020

Diario de una confinada (día 67)

Forfait de playa

El verano ha llegado a mi calle. Ha llegado de esa manera. A la manera de León. Por sorpresa. Sin que se hubiera avisado. De sopetón. Como el Virus. En eso se parecen, y mira que dicen que son incompatibles. Van a tener tiempo de demostrarlo.

En mi calle hace mucho calor. No sé en las demás porque como estamos todavía en la fase nula, en la nada, en el vacío más absoluto, en cero, negativo aunque haya que ser positivos, pues mi mundo se reduce a cuatro manzanas, la frutería de la esquina, un paseo por el río y lo que me contáis de vuestra calle. Así es cómo he ido construyendo la realidad Covid. De oídas.

He oído que el lunes nos dan un punto. Un uno. Nueva fase. Abren los bares. Qué desfase. He oído que no hay que desoír. Y he escuchado que al final está la playa. Pero como el calor en León, de aquella manera.

Tengo tantas dudas. Si tengo vez para estar en la orilla y llueve, ¿ese día computa o no? Se lo tengo que preguntar a la ministra. Si llueve sólo medio día, ¿tengo derecho a una devolución? Se lo tengo que preguntar a mi asesora. Si tengo vez por la mañana y lo quiero cambiar para el turno de tarde, ¿lo puedo negociar con quien vendrá detrás a ocupar mi parcela de arena? Se lo tengo que preguntar al BOE.  ¿Habrá foirfait de medio día? Esto, ¿a quién se lo pregunto?

Lo que me faltaba. Tener que acertar con el día. Qué desasosiego. Apostar y perder. Ni idea de cómo va a ser la playa de la nueva normalidad. Y quizá tampoco importe. Bastará con que puede avanzar contra la marea, llegar hasta donde rompen las olas y contemplar luego el mar en un acantilado. Esperando la noche negra, aguardando otra vez el alba. Hasta mañana. Cuidaos mucho.

Susana Vergara Pedreira


LEAVE A COMMENT